Boda ¡a toda marcha!

María y Juan Francisco se dieron el ‘si quiero’ en la Masía de las estrellas en Catarroja, una preciosa boda al aire libre donde no faltaba ni el más mínimo detalle. La novia es una manitas y fue la misma pareja la que se encargó de hacer la mayor parte de los adornos del gran día. ¡Y el resultado no pudo haber sido mejor!

Y como toda buena boda con aire vintage no podía faltar la estupenda furgoneta en la que hizo su aparición la novia dejándonos a todos boquiabiertos. Esto junto al flashmob que protagonizaron las damas de honor junto con los novios durante toda la cena y los divertidos bailes, en los que, el que más el que menos, acabó saliendo a la pista de baile, completó lo que sería una noche para recordar.